Axiacore

Blog

Marketplace vs. Ecommerce: ¿Cuál es mejor para vender en el mundo digital?

Johan Bernal N.

Johan Bernal N.

5 min read

Marketplace vs. Ecommerce: ¿Cuál es mejor para vender en el mundo digital?

El comercio en línea ha crecido exponencialmente en los últimos meses en toda la región, sobre todo con la llegada del Covid-19. Por ejemplo, América Latina aumentó 30% sus usuarios de e-commerce durante la pandemia según un estudio del grupo financiero internacional EBANX. Un crecimiento que, sin esta crisis, se hubiera logrado solo hasta 2022. Con crecimientos entre un 25% y un 30%, para México y Colombia, quienes lideran este aumento de cifras.

Debido a esto, muchos micro y macro empresarios han decidido llevar a cabo su viaje hacia la transformación digital, migrando a canales de venta y distribución 100% digital para sus negocios.

Si bien el comercio físico no ha quedado obsoleto; las restricciones generadas a partir de la pandemia, han obligado a los vendedores a buscar soluciones para mantener a flote sus compañías y emprendimientos, sin necesidad de salir de sus hogares y minimizando cualquier riesgo de contagio.


Entre las alternativas que ofrece hoy el mundo digital, encontramos dos conceptos que se encuentran ya inmersos en la cotidianidad de las personas, pero que muchos no han logrado distinguir. Estamos hablando de los ecommerce y los Marketplaces; espacios de comercio en línea con gran similitud entre sí, pero que a su vez poseen enormes diferencias.

Un Marketplace puede ser un ecommerce, pero no todos los eCommerce son Marketplaces

Un Marketplace hace referencia a una plataforma en línea donde el propietario permite a vendedores externos, ofrecer productos en su sitio web y facturarlos directamente a sus clientes. Una de las características que más destacan esta figura es que no es un sitio exclusivo para una sola marca, ya que varios vendedores pueden comercializar sus productos al mismo tiempo sin tener nada que ver el uno con el otro.

Desde este punto de vista, es necesario entender que el propietario del Marketplace no es también propietario del inventario expuesto, ni tampoco factura directamente a los clientes; sino que solamente actúa como un intermediario digital. Por lo que un Marketplace es entonces, una plataforma pensada tanto para vendedores como para compradores por igual.

Mientras tanto, un ecommerce es una tienda en línea dedicada al comercio electrónico de una sola marca (o una tienda multimarca), para vender específicamente sus productos de forma online. En este caso, el inventario es únicamente propiedad del dueño de la plataforma digital y es en este mismo canal donde se genera la venta y se factura directamente al cliente. También hay que tener en cuenta que en este sitio no hay ninguna opción para registrarse como vendedor y que es un espacio diseñado para clientes.

Cuestión de enfoque 

Es importante tener claro el enfoque existente para un Marketplace y para un ecommerce, ya que son diferentes entre sí. Mientras en el ecommerce el enfoque es hacia los compradores; en un Marketplace se piensa en atraer tanto a compradores como a vendedores, pues ambos son el corazón de su plataforma. 

Otro punto a tener en cuenta es que en un ecommerce, el vendedor invierte individualmente para generar tráfico hacia su sitio; mientras que los Marketplaces se benefician de varios usuarios invirtiendo juntos, lo que provoca una difusión viral de la plataforma digital.

La escalabilidad

Un Marketplace no vende ni compra ningún producto. Por lo tanto, conlleva considerablemente menos riesgos financieros comparado con los ecommerce, que tienen que invertir constantemente en inventario que puede tardar en venderse. Así que es claro que los Marketplaces generalmente escalan más fácilmente y, por lo tanto, pueden expandirse más rápido.

Otro punto a favor de un Marketplace, es que cuando su tráfico crece muy rápido, puede que sea necesario buscar nuevos proveedores para satisfacer la demanda, pero no tendrá que preocuparse por gastar grandes sumas de dinero en un nuevo inventario o en instalaciones de almacenamiento.

Inventarios, un tema vital para el comercio electrónico

Respecto a temas de inventarios, a menudo sucede que los ecommerce tienen que deshacerse en algún momento de sus productos no vendidos, reduciendo considerablemente sus precios. Por el contrario, un beneficio de los Marketplaces es que si hay algún producto que no se venda, este puede ser dado de baja y como el dueño de la plataforma nunca compró unidades, no se generan costos asociados al prescindir de ellas.

Ecommerce = Control

Implementar una solución de ecommerce ofrece ventajas sustanciales al vendedor, ya que le permitirá tener el control total del proceso de compra de cada uno de sus usuarios. Además, le ofrece la posibilidad de enfocarse en optimizar cada proceso de la cadena logística, haciendo más eficiente la experiencia final del comprador.

Otro de los puntos más valorados, que ya es trascendental en la tecnología del hoy y será vital en la del mañana, hace referencia a la conservación de la información. Pues, poseer datos importantes del consumidor como datos personales, gustos y el mapa de ruta del mismo, posteriormente permitirá al vendedor usar toda esta información para seguir fidelizando a los clientes a partir de estrategias de CRM con descuentos u ofertas personalizadas.

La confianza lo es todo

Generar confianza tanto en un Marketplace como en un ecommerce es esencial para vender en línea. Los usuarios deben confiar en la plataforma. Según cifras, el 67% de los clientes confía en la compra hecha en un Marketplace que les es familiar, incluso si los comerciantes que venden el producto no lo son. En caso de que los compradores hayan tenido una experiencia satisfactoria, el 54% volverá a comprar en el mismo sitio, así que la confianza es una parte clave de esta experiencia.

En un ecommerce, existe un desafío mayor ya que es propiedad de un solo titular. Sin embargo, si un cliente obtiene una experiencia de compra positiva, seguramente comprará de nuevo y, lo que es mejor, pasará a ser un promotor de la marca al punto de recomendar la plataforma activamente.

Una vez visto todo el panorama del comercio electrónico actual, y considerando los pro y contras que tienen tanto Marketplaces como ecommerce, los emprendedores y empresarios ya pueden contar con cifras y datos más aterrizados para decidir si eligen una u otra de estas dos opciones planteadas como el canal de ventas óptimo para su negocio.

El principal objetivo es que Latinoamérica siga creciendo en términos de tecnología, desde implementación de desarrollos, hasta capacitaciones en esta materia, que contribuyen a disminuir la brecha digital existente en la actualidad.

En resumen

El comercio electrónico ha llegado para quedarse y por ende, es necesario que los usuarios entiendan bien las herramientas existentes en la actualidad, para poder implementar en sus negocios uno de estos productos digitales de forma acertada.

Se piensa que para finales del 2021, las cifras de ecommerce alcanzarán el 17% del total de ventas del sector minorista latinoamericano. Las previsiones de crecimiento para los próximos años se estima, serán bastante promisorias, hasta el punto que podrían casi duplicar las cifras actuales en 2023 y para 2030 se espera que alcancen el 32%.

Aterrizando el panorama del comercio electrónico, tanto los Marketplaces como los ecommerce se presentan como buenas alternativas, sin embargo el vendedor debe elegir la solución que más se ajuste a sus necesidades, ya sea por posibilidades de escalar su negocio, su enfoque de ventas o el inventario existente.

Además, es importante priorizar la relación tiempo-dinero, que es una de las variables fundamentales en un proceso de compra, teniendo en cuenta que cuanto más felices estén los compradores al realizar transacciones en un sitio, más ayudarán a difundirlo, para que adquiera reconocimiento en el mercado.

Get in the loop and learn more about building digital products:
Bienestar digital en la nueva normalidad

Bienestar digital en la nueva normalidad

Una visión hacia la transformación del trabajo por la disrupción del COVID-19.

¿Por qué persiste la brecha digital en América Latina?

¿Por qué persiste la brecha digital en América Latina?

La falta de una economía digital sólida promueve la baja competitividad, poca productividad y lenta recuperación económica.

Predicciones y aciertos digitales del 2021

Predicciones y aciertos digitales del 2021

Ninguna innovación en la historia avanzó tan rápido como las tecnologías digitales: en 20 años alcanzaron al 60% de la humanidad

We increased our clients sales tenfold.

Get a free consultation