Axiacore

Blog

Tips para elegir el mejor proveedor de tecnología

Pablo Josué Martínez

Pablo Josué Martínez

4 min read

Tips para elegir el mejor proveedor de tecnología

En la carrera de las empresas por sobresalir en el mercado y transformarse correctamente, es indispensable elegir el mejor aliado tecnológico. Lograrlo, les facilitará optimizar sus procesos internos, mejorar la satisfacción de los clientes y hacer sus negocios sostenibles por los próximos años.

Sin embargo, en contraste a este escenario de crecimiento y oportunidades, la mayoría de las empresas han tenido experiencias negativas cuando contratan un servicio de tecnología. Entre las más comunes se encuentran escenarios donde sobresalen los retrasos, soportes fallidos, desbarajustes en los precios y ausencia de resultados.

¿Por qué las empresas contratan un proveedor de tecnología?

Muchas organizaciones no tienen como foco principal la tecnología. Esto obedece a que sus industrias y negocios, de por sí, les exigen atender asuntos que trascienden un ecosistema digital.

Es natural observar la reducida inversión en equipos internos por el desgaste que implica construirlos desde cero, reunir años de experiencia e improvisar el éxito.

Más todavía, no se puede desconocer que adquirir e implementar infraestructuras modernas, así como contratar personal especializado puede generar un elevado costo y, aún con todo esto, no eludir el fracaso.

Ante esta situación, trabajar de la mano con un aliado de calidad permite a las empresas enfocarse totalmente en su negocio, optimizar recursos financieros, trabajar de forma ágil y conquistar mejores resultados.

8 consejos para elegir el mejor aliado tecnológico

Ahora que conocemos la virtudes de contratar un proveedor de tecnología, es clave saber también cómo elegir el mejor entre tantas opciones en el mercado. Una tarea que se complica cuando casi todas las opciones aseguran tener las mejores soluciones.

En este contexto, toma sentido evaluar al detalle los aspectos que nos ayudarán a prevenir cualquier desgaste ocasionado por una mala elección y asumir eficazmente un proceso de onboarding.

1. Levantamiento de requerimientos

Es indispensable conocer con exactitud el servicio exacto que estamos buscando. Desafortunadamente, es común encontrar empresas que nos ofrecen soluciones para todo tipo de problemas y necesidades aún cuando no encajen tan bien.

Ser conscientes de qué queremos hacer, cuáles objetivos estamos persiguiendo o hacía dónde queremos llevar a la empresa, hará más sencillo buscar la solución más adecuada en el mercado.

2. Identificar las certificaciones del proveedor

Las certificaciones son los mejores comprobantes del conocimiento de los proveedores en determinadas tecnologías o habilidades. Es una forma de anticiparse a la experticia que pueda tener determinada empresa. Estas certificaciones, de hecho, se suelen obtener mediante rigurosos procesos de auditorías y pruebas realizadas por entidades idóneas.

Vale aclarar que, aunque no todas las habilidades técnicas deberían ser certificadas, estos documentos nos permitirán saber si el proveedor cumple con los requisitos necesarios para satisfacer la necesidad de nuestro proyecto.

3. Analizar los resultados del proveedor

Una de las mejores maneras de evaluar quién podría ser el mejor aliado tecnológico en el mercado consiste en evaluar las soluciones que implementaron en otras empresas.

Conocer los resultados e incluso la opinión de quien ya ha contratado sus servicios, permitirá adelantarnos a la experiencia de trabajar con determinado proveedor. Esta experticia, sin lugar a dudas, mitigará las posibilidades de cualquier riesgo, error o gasto una vez inicie el proyecto.

4. Verificar el soporte ofrecido

Este aspecto representa el analgésico para posibles dolores de cabeza. Por diferentes razones, puede que una solución presenta fallas intermitentes o, incluso, ciberatacantes intenten vulnerarla. En estos casos, el aliado deberá estar en la capacidad de solucionar el problema en tiempo real.

Aquí es importante, entonces, al momento de cerrar la asociación, observar el tiempo máximo de respuesta a solicitudes, el plazo para la resolución de problemas y otros asuntos relevantes para brindar un verdadero soporte técnico.

5. Situación financiera

Cuando trabajamos con un proveedor que posee una situación financiera estable, hay más probabilidades de que sus servicios sean de mayor calidad. En caso contrario, cuando las empresas atraviesan dificultades de este tipo es muy posible que dejen de atender proyectos previamente acordados.

Para conocer con precisión la situación financiera es recomendable analizar los ratios (relación entre dos variables económicas) y ratings (calificaciones sobre situaciones futuras como lo pueden ser la morosidad, solvencia o rentabilidad).

6. Entendimiento del negocio

Un aliado tecnológico de calidad ayuda a mejorar el desempeño de la organización. No cabe duda que, más allá de vender un producto o una solución, su intención debería ser la de integrar un equipo.

Ante esto, es indispensable observar su capacidad de adopción con diferentes mercados y anticipar cómo será la relación empresa-proveedor. Este último aspecto condiciona como casi nada los niveles de efectividad del proyecto.

7. Capacidad de respuesta

La calidad del servicio generalmente va envuelto de la seguridad que ofrece la empresa a contratar. Por lo anterior, es indispensable conocer el grado de implicación que tendrá en el proyecto, la garantía del servicio y otros aspectos relevantes (recursos, procesos, infraestructura o equipo) que permitirán al proveedor tecnológico cumplir con el servicio solicitado.

8. Relación precio-calidad

Lo inútil siempre es caro, aunque cueste barato. Aspectos como la experiencia, el reconocimiento, la exclusividad y el perfil del equipo son los componentes desde los cuales los proveedores de tecnología definen el valor de sus servicios.

Aunque no siempre el servicio más costoso nos garantiza el éxito, es clave hacer un balance entre lo que se está dispuesto a invertir y la calidad del servicio que me ofrecen. En caso contrario, y de soportar una decisión en un solo sesgo como lo podría ser el dinero, podríamos reducir a la mínima expresión cualquier posibilidad de éxito.

En resumen

Ciertamente cada vez abunda más la oferta en servicios relacionados a transformación digital, integraciones, desarrollo de software, creación de aplicaciones, construcción de páginas web y un sin fin de opciones. Pero ante este panorama, el poder de una buena elección nos permitirá sobresalir de la competencia al evitar reprocesos sin sentido o cualquier deuda técnica.

Trabajar con el mejor aliado tecnológico es fundamental para alcanzar el éxito en los objetivos trazados. En este sentido, hay que superar la línea entre cliente y proveedor para establecer, desde un inicio, una verdadera asociación. Pues, en cualquier caso, nunca deberemos desestimar que los beneficios de la tecnología solo se verán reflejados cuando hagamos una correcta inversión y uso de ella.

Get in the loop and learn more about building digital products:
Beneficios del software a la medida para las empresas

Beneficios del software a la medida para las empresas

El 60% de las empresas han acelerado su digitalización, ubicando la inversión en software a la medida entre sus prioridades.

Qué es el hacking ético y cómo podría ayudar a mi empresa

Qué es el hacking ético y cómo podría ayudar a mi empresa

Empresas como Facebook, Google y Microsoft utilizan programas de recompensa por errores para respaldar su ciberseguridad.

¿Cómo nació el comercio electrónico?

¿Cómo nació el comercio electrónico?

Origen del mercado que genera más de US$77.700 millones en todo el mundo.

We increased our customers sales tenfold.

Get a free consultation